Buscar
  • LaHibrid

La triple frontera y el COVID-19

Atualizado: Abr 8

Tres fronteras, que comparten culturas y conocimientos, están interconectadas: Leticia (Colombia), Tabatinga (Brasil) y Santa Rosa (Perú). Con la llegada de la nueva pandemia, los residentes enfrentan a una situación imprudente, que dificulta la vida de quienes pasan por las regiones. Texto de Yohana Pantevis.




Leticia (Colombia), Tabatinga (Brasil) y Santa Rosa (Perú) son tres ciudades de tres países distintos. Son tres ciudades hermanas, sus pobladores circulan entre ellas sin ninguna restricción, movidos por el comercio, el amor y la diversión; han compartido sabores, olores y sonidos, consolidando una sociedad transfronteriza desde mediados del siglo XX. Alejadas del centro de sus patrias han aprendido a vivir de sí mismas, la frontera política se disipa entre las calles y las pequeñas embarcaciones que las alimentan como un sistema sanguíneo. Todo esto cambio de manera rápida, inesperada y radical, con el propósito de minimizar los riesgos de transmisión del COVID-19.


El 16 de marzo, Perú fue el primer país en decretar el cierre de sus fronteras fluviales y terrestres, los días siguientes Colombia y Brasil tomaron la misma decisión; sin embargo, no se implementó en la triple frontera hasta el sábado 21 de marzo, cuando se militarizó todo el límite fronterizo, instalaron vallas de protección para impedir el paso, se restringió la navegabilidad de embarcaciones en el río Amazonas. Además, Iván Duque, presidente de Colombia, siguiendo la medida tomada por Martín Vizcarra, presidente de Perú, decretó el aislamiento preventivo obligatorio, junto con la suspensión de los vuelos internacionales y nacionales, como medida para disminuir la trasmisión del COVID-19 en el país.


Leticia, Tabatinga y Santa Rosa configuran una frontera porosa, difícil de controlar, situación que demanda mayor trabajo de la fuerza pública y un incremento de los costos operacionales, dificultando el cumplimiento del cierre total en las próximas semanas. A modo de ejemplo, el ejército colombiano ubicó un soldado en cada esquina, en un área de conurbación entre Leticia y Tabatinga que se extiende por más de cuatro kilómetros y realizan patrullajes constantes a lo largo del río Amazonas. La interdependencia en las relaciones comerciales y sociales, se han visto afectadas por el cierre fronterizo, consciente de ello, las autoridades habilitaron exclusivamente el paso de carga, con el propósito de evitar el desabastecimiento en las tres ciudades, el problema radica en que la legalidad comercial no es la principal característica en las zonas de frontera.


El fin de semana se confirmaron los primeros casos de COVID-19 en Iquitos (Perú) y Manaos (Brasil); la ansiedad, incertidumbre y temor, inundaron las calles, y los habitantes corrieron hacia la frontera intentando abastecerse, pero ya era tarde, la frontera estaba cerrada y ha continuado cerrada. Pocas horas antes de iniciarse el aislamiento preventivo obligatorio, decretado por el gobierno colombiano que inició el pasado miércoles, muchos nos dirigimos a la frontera a despedirnos de nuestros familiares, llevando productos específicos de Leticia y Tabatinga para intercambiar. En mi caso, fui a despedirme de mi papá que vive en Tabatinga. Debo confesar que fue una despedida inusual, no hubo besos, ni abrazos, las vallas y el personal militar no lo permitió, era una escena surreal. Las medidas tomadas por cada Estado para disminuir la trasmisión del COVID-19 ha dividido a las familias fronterizas por primera vez en la historia de estas tres ciudades.


Debo hacer énfasis que la propuesta de cierre de frontera y aislamiento preventivo obligatorio de Colombia y Perú es un esfuerzo difícil de sostener a corto plazo, colocando en riesgo a gran parte de las familias de esta frontera, quienes se verán obligadas a salir de sus viviendas para satisfacer sus necesidades básicas, bajo el riesgo de adquirir el COVID-19 que se encuentra ya en las ciudades vecinas y que en pocos días se estarán reportando los primeros casos, según las proyecciones realizadas por las instituciones de salud pública.


El COVID-19 ha transformado nuestro espacio fronterizo, ha dejado a la vista los problemas de precariedad y falta de infraestructura en salud, vivienda y saneamiento básico. Los amazonenses en su gran mayoría están tomando las medidas de aislamiento preventivo obligatorio, conscientes de la importancia de evitar el contagio y preservar la vida de la población. Vivir en el límite, no sólo implica vivir en la frontera política de un país, sino de hacerle frente constantemente a enfermedades como el dengue, malaria, sika, chiconguña; junto con la corrupción y el narcotráfico que en el último año ha quitado muchas vidas en la región.


Hasta la fecha no se ha registrado la confirmación de ningún caso de COVID-19 en Leticia, Tabatinga y Santa Rosa, pero las calles están desoladas y silenciosas, las noticias que llegan otras partes del mundo no son alentadoras, razón por la cual, los habitantes de Tabatinga a pesar de no tener una medida de aislamiento preventivo obligatorio, han permanecido en sus viviendas y alrededor del 60% de comercio cerró sus puertas.


Finalizo agradeciéndole al personal de salud en las tres ciudades, quienes han realizado un arduo trabajo de manera articulada, realizando compañas informativas, organizando planes y rutas de atención para poder afrontar este nuevo reto, teniendo en cuenta las precariedades de este territorio. Leticia a diferencia de Santa Rosa y Tabatinga, es la ciudad capital del departamento del Amazonas y sólo cuenta con un hospital departamental, equipado con un par de respiradores mecánicos para atender a las personas que presenten alguna complicación respiratoria causada por este nuevo virus, llamado COVID-19. Las dificultades socio-económicas de estas tres ciudades hermanas, juegan en contra para poder dar cumplimiento a las medidas estatales que intentan disminuir el contagio de este nuevo virus, ahora sólo resta esperar que las medidas tomadas sean efectivas.

0 visualização

2020. COVID19.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now